El caso del “Spiderman”

Estar unidos entre nosotros nos lleva a estar unidos a Dios, que es nuestro Padre. Si estamos unidos la fe se vuelve más fuerte.

1)  Para saber

El mes de noviembre comienza celebrando la fiesta de todos los santos, y continúa pidiendo por los fieles difuntos que aún están en el Purgatorio y no han alcanzado la Gloria. El Papa Francisco recordaba que es muy reconfortante saber que “hay un vínculo profundo e indisoluble entre los que son todavía peregrinos en este mundo -incluidos nosotros- y los que han cruzado el umbral de la muerte para entrar a la eternidad. Todos los bautizados aquí en la tierra, las almas del Purgatorio, y todos los santos que ya están en el Paraíso formamos una sola gran familia. Esta comunión entre el cielo y la tierra se realiza sobre todo en la oración de intercesión”.

A esa unidad se le denomina “Comunión de los santos”. Hay una comunión de vida entre todos los que pertenecen a Cristo. Una comunión que nace al incorporarnos a Cristo en la Iglesia a través del bautismo.

2) Para pensar

Una manera de interceder y pedirle algo a Dios es ofrecerle algo. Así lo entendió bien un niño ecuatoriano el pasado 25 de octubre.

Su profesora de primaria lo relata: “Un día entré a la capilla a dejar todo listo para el padre. Entro y veo a este Spiderman sobre el altar. Mi primera reacción fue decir ‘¡Estos niños!’. Me acerqué y debajo del brazo tenía el papelito. Lo leí, me conmoví y se me cayeron hasta las lágrimas”, dijo la maestra.

La nota decía: “Diosito, te regalo a mi Spiderman, pero cura a mi abuelito de cáncer”. La profesora de religión, llamada Sol Yturralde decidió tomarle una fotografía junto al muñeco y compartirla en las redes sociales, y rápidamente se convirtió en viral.

Sol dice que se sorprendió al ver los miles de comentarios de personas conmovidas por la nobleza del niño. “Me maravilla ver cómo el Señor va a actuando a través de los niños”, destacó.

Yturralde comentó que nunca deja de sorprenderse por “la capacidad de sacrificio, de entrega por el otro, de obsequiar un tesoro por amor al otro”, así como “la sencillez del amor de los niños”.

“¡Cuántas veces le exigimos a Dios muchas cosas y no estamos dispuestos a ofrecer nada! Cuando hay un acto como este, se ve la capacidad de renunciar a uno mismo, inclusivo de lo que a uno le gusta, por amor al otro” concluyó la maestra. 

3) Para vivir

Estar unidos entre nosotros nos lleva a estar unidos a Dios, que es nuestro Padre. Nuestra fe necesita del apoyo de los demás, especialmente en tiempos difíciles. Si estamos unidos la fe se vuelve más fuerte. Decía el Papa: “¡Qué hermoso es apoyarse mutuamente en la aventura maravillosa de la fe! En esta comunión, comunión quiere decir común-unión, somos una gran familia, donde todos los componentes se ayudan y se apoyan mutuamente”.

Concluía el Papa: “Vayamos por este camino con confianza, con alegría. Un cristiano debe ser alegre, con la alegría de tener a tantos hermanos y hermanas bautizados que caminan con él; sostenido por la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que transitan este mismo camino para ir al cielo. Y también con la ayuda de nuestros hermanos y hermanas que están en el cielo y oran a Jesús por nosotros. ¡Adelante por este camino de felicidad!”

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com