Ser uno con su pueblo, no es desviar la barca

¿Qué elementos juegan en la empatía o las críticas hacia Francisco?, ¿De qué manera debemos ver el ministerio petrino del Papa Francisco? El Dr. Rodrigo Guerra aporta claves importantes a estas cuestiones.

Es una realidad que el Papa Francisco mantiene una fuerte presencia en Latinoamérica y no sólo por su origen argentino, sino que en su interés se manifiesta en sus constantes viajes a países como Ecuador, Bolivia y Paraguay en 2015, México en 2016, Colombia en 2017, próximamente Chile y Perú en 2018, además de la Jornada Mundial de la Juventud de 2013 en Brasil, asimismo definió que la siguiente sede será en Panamá en el 2019.

Cercana la visita de Su Santidad a Colombia, el Consejo del Episcopado Latinoamericano, CELAM, le dedicó un número de su revista “Medellín”, bajo el tema “Francisco, tú eres Pedro”, y por estos motivos es que el portal Aleteia, entrevistó al Dr. Rodrigo Guerra, Presidente del Centro de Investigación Social Avanzada, CISAV, además de ser miembro del Equipo de Reflexión Teológica del CELAM, para comprender al respecto del inusitado interés y simpatía que ha despertado aunado a las feroces críticas que también ha recibido.

El Dr. Guerra señaló que “Francisco es un regalo inmerecido que está cimbrando a la Iglesia”, que no deja indiferente a nadie, pero para aquellos que consideran tener toda la verdad y no están ya dispuestos a aprender, “encuentran en Francisco a un Papa incómodo que no encaja, que no cabe.”

Francisco con su cercanía y su temperamento rompe los paradigmas de quienes están enamorados… “de un Dios de aristócratas”.

Respecto de las diversas acusaciones que el Papa recibe en torno a la Exhortación Post Sinodal Amoris Laetitia, Guerra indica que éstas van de que violenta el Evangelio o de que contradice la enseñanza de San Juan Pablo II, se le acusa de ser “ambiguo”, pero el entrevistado subraya que lo que subyace en el fondo es la actitud de que “la promesa de Jesucristo de sostener el ministerio del frágil Pedro es ineficaz, no sirve”.

Comentó que con esos pensamientos alguien con la características de Francisco es indigno de ser seguido, porque es más sencillo no seguir a alguien en concreto, sino algo “abstracto, lo suficientemente lejano para que no moleste.”

El Director del CISAV, señaló que para aquellos que se consideran “puros”, pensar en un Dios que se involucra en la carne de su pueblo, en alguien como el Papa, es algo “repugnante”; lo cual es contrario a la naturaleza de la Iglesia, que siendo católica es Universal, abierta a los pecadores y sufrientes.

El Dr. Rodrigo Guerra, señaló que es preciso ver a Francisco con los ojos de la fe, Jesús quiso guiarnos por medio de San Pedro y sus sucesores, y “yo no soy nadie para juzgar la fe de Pedro. Él por su parte si puede educar la mía. A través de su limitación y no a pesar de ella, el Espíritu Santo, actúa y santifica.”

Aclaró que esto no se le puede identificar con un clase de culto, sino a “una adhesión consciente, cercana y empírica”, y aún cuando su enseñanza no satisfaga las condiciones de la infalibilidad del Papa (hablar Ex Cathedra por ejemplo) “mi razón está invitada a la adhesión confiada y fiel”.

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.